top of page
  • Foto del escritorAl Día Suroeste

Jaguares viven en zonas mineras recuperadas por Cerrejón


Paisaje en La Guajira
Antes y después de una zona recuperada por Cerrejón

Uno de los temas que causa más debate en varios municipios del Suroeste antioqueño es la minería, por la creencia de que esta actividad daña el medioambiente.


La Universidad EAN, dirigida por la reconocida bióloga Brigitte Baptiste, desarrolló el estudio “Transformaciones Territoriales y Minería”, en la que se analizaron los impactos de varias minas en Colombia, incluida la de Cerrejón en La Guajira.


Cerrejón ha rehabilitado más de 5.000 hectáreas y ha compensado más de 3.000 “que tienen un efecto positivo en el territorio” según conclusiones de este estudio que tuvo en cuenta la historia del territorio mediante fotografías, cartografía y visitas, además la experiencia de otras tres empresas: Drummond, ubicada en la cuenca del Río Cesar; Mineros, situada en la cuenca del Río Nechí en el Bajo Cauca Antioqueño y Cerro Matoso, localizada en la cuenca alta del Río San Jorge, en Córdoba.

“Los efectos positivos se ven en el largo plazo, gracias a las actividades de rehabilitación de zonas mineras y las compensaciones ambientales que desarrollan las compañías y que favorecen la biodiversidad, el agua, la creación de ambientes o hábitats para las especies, gestión del riesgo climático, el diseño de paisajes con perspectiva generativa y las innovaciones institucionales locales”, afirmó Brigitte Baptiste, bióloga y rectora de la Universidad EAN, quien lideró el estudio.

El estudio también destaca que los proyectos mineros han contribuido al ordenamiento y conservación de los territorios, en zonas donde antes predominaban actividades agropecuarias o ilegales, la minería impulsa buenas prácticas en la gestión de los ecosistemas locales, lo que provee espacios y conocimiento para la regeneración del territorio y que el relacionamiento con las comunidades ha permitido innovar y construir capacidades para la gestión de cara al cierre de los proyectos o la continuidad de la actividad minera en el largo plazo.


Las zonas rehabilitadas por Cerrejón se han convertido en una de las áreas de bosque seco tropical mejor conservadas en el Caribe Colombiano y en el hábitat de más de 600 especies de fauna y 76 especies de flora que han sido identificadas, como el jaguar, que había desaparecido de la zona antes de la operación de Cerrejón y que ahora su presencia indica el buen estado del ecosistema.


En este caso, la minería es sinónimo de fortalecimiento y recuperación ambiental.


RESULTADOS DESTACADOS DEL ESTUDIO EN CERREJÓN:


Dentro de los resultados destacados del estudio realizado en 10.569 hectáreas de área minera se destacan:


  • Se evidencia conectividad entre la Serranía del Perijá y la Sierra Nevada.

  • En 2022, el 50% del corredor son espacios naturales (bosques), lo que evidencia aumento en la restauración ecológica, debido a las acciones de rehabilitación y compensación de la empresa.

  • El 52% de las especies de aves endémicas de bosque seco están presentes en el corredor lo que demuestra su importancia ecológica.

  • Entre 2006 y 2022 se identificaron 58 especies de mamíferos.

  • Dentro de las especies importantes encontradas en el ecosistema se destacan: el jaguar, especie sombrilla que indica el buen estado del ecosistema; la babilla, que indica la disponibilidad de diferentes hábitats dentro del ecosistema y el escarabajo estercolero que demuestra la alta diversidad de hábitats y de especies de los cuales utiliza su excremento.


bottom of page