top of page
  • Foto del escritorAl Día Suroeste

El suroeste de Antioquia es un territorio circular

La ciudadanía ya se inserta en la iniciativa de sostenibilidad y ha comenzado a reciclar y transformar el plástico

La economía circular abarca varios de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible como los de Producción y Consumo Responsable, Acción por el Clima, Ciudades y Comunidades Sostenibles, Industria e Innovación e Infraestructura; y Energía Asequible y No Contaminante; todos estos tienen como foco lograr que la sostenibilidad del planeta sea una realidad reduciendo el calentamiento global, para que nuestros hábitos de vida estén alineados con impactar positivamente al planeta.


El proyecto fomenta el reciclaje y promueve conciencia de que el plástico se puede reutilizar y darle otros usos

A pesar de que Colombia, según el Banco Mundial, aporta menos del 1% del CO2 generado en la Tierra, siendo uno de los países menos contaminantes y causantes del cambio climático, ranking que lideran Estados Unidos y China; sí lleva ejecutando iniciativas que hacen que el planeta y la ciudadanía empiecen a cambiar hábitos que no son tan sostenibles, por unos que sí lo sean y que aporten a la meta de reducir la temperatura global que viene descongelando los polos.


En el suroeste de Antioquia, particularmente en Jericó, empezó en el 2022, el proyecto Jericó Circular, en el que participan 4 veredas de este municipio y sectores del casco urbano. El proyecto es ejecutado por la empresa local Ecometa y cuenta con el apoyo de la empresa Minera de Cobre Quebradona. La iniciativa consiste en incentivar el reciclaje en la ciudadanía, pero sobre todo generar conciencia de que el plástico se puede reutilizar, darle otros usos y construir infraestructura social que beneficie a la población.


En Jericó Circular hay ubicados siete contenedores de plástico tanto en las 4 veredas de Jericó como en tres sectores urbanos. Cada semana, recicladores capacitados por Ecometa pasan por cada uno de los puntos para llevarse el plástico hasta la planta de Ecometa, ubicada en Jericó, y de allí empezar el proceso de transformación del plástico.


Una de las formas que ha encontrado Ecometa para que los ciudadanos tengan el hábito de separar bien el plástico y que se les entregue en buenas condiciones, es dándoles un incentivo tipo canje, como bonos por 50 mil pesos en un supermercado local; de esa manera la ciudadanía sabe que lo que anteriormente creía que era basura y no tenía valor, ahora lo tiene, pero que además, con esa acción ayuda a reducir los desechos que se generan, que en el caso de Jericó, por ejemplo, toda la basura es llevada a municipios como Aguadas, Caldas porque el basurero local dejó de tener capacidad hace más de una década.


Ecometa, luego de recolectar la suficiente cantidad de plástico, realiza obras de infraestructura social en los lugares donde desarrolló el programa. El año pasado se construyeron dos parques infantiles con madera plástica en la vereda Estrella Nueva y el barrio Prado de Jericó. La ciudadanía fue entendiendo que con economía circular se puede construir obras de infraestructura con impacto social.


Capacitaciones desde Ecometa para los recuperadores de plástico

Ana María Villegas, consultora de Innovación y Economía Circular de Minera de Cobre Quebradona, dice que no sólo las empresas mineras sino todas las industrias del mundo deben pensar en cómo implementar acciones de economía circular y por eso desde Quebradona apoyan estas iniciativas, para demostrar que sí se puede.


“En el 2022 recogimos más de 3 toneladas de plástico en Jericó con las que construimos los dos parques infantiles: uno en zona rural y otro en zona urbana, más la instalación de un Ekomuro en un colegio para recolectar aguas lluvias”, cerró la vocera de Quebradona.

 

Felipe Correa, director de Ecometa relata que con el proyecto de Jericó Circular que se hizo en 2022, se dejaron de emitir 5.4 toneladas de CO2 por la menor basura generada, lo que equivale a 153 viajes ida y vuelta de Jericó a Medellín.


Marta Rocío Hernández Piedrahíta, habitante del barrio Prado de Jericó donde se encuentra uno de los parques infantiles realizados con madera plástica asegura que “este es un gran trabajo, los niños disfrutan mucho el parque y se entretienen. Es increíble que del reciclaje queden cosas tan bien hechas”.

Mariana Montoya, una de las niñas que disfruta del parque en el barrio Prado de Jericó dice que va al parque infantil todos los días junto con sus primos y amigos. “Lo que más me gusta es montar en el lisadero y en el columpio” afirma.



Desde junio de este año, este proyecto de economía circular se amplió a varios municipios del Suroeste antioqueño como Fredonia. La meta para este año es recuperar 7 toneladas de plástico y desarrollar más infraestructura social y sostenible para todos los suroestanos con los que esta subregión de Antioquia se va convirtiendo de a poco, en un territorio circular.


Este trabajo se hizo de manera colaborativa con www.despejandodudas.co


   

bottom of page